Huracanes – ¿como se forman? Consecuencias y más

Los huracanes traen consigo fuertes vientos, inundaciones y tornados. Este fenómeno natural se puede convertir en una catástrofe fácilmente. Pero ¿que es un huracán?

¿Que es un huracán?

Su nombre científico es ciclón tropical, y es considerada una de las tormentas más grandes y peligrosas del mundo. La gente suele llamar a los huracanes por su lugar de procedencia.

Cabe destacar que solo los ciclones tropicales producidos en los océanos Pacífico y Atlántico son considerados huracanes. Existen numerosos factores que influyen en la aparición de un huracán.

¿Como se forman los huracanes?

Los ciclones tropicales se forman sobre los océanos de agua templada en el ecuador, ya que usan como combustible el aire cálido y húmedo.

Este aire cálido y húmedo se eleva causando un área de menor presión de aire cerca del océano, estas bajas presiones normalmente están acompañadas por actividad lluviosa y eléctrica. Este aire cuando sube bastante se enfría y el agua sube en forma de vapor, entonces se forman nubes que giran y crecen gracias al calor del océano.

Estas tormentas pueden girar en una o en otra dirección según su lugar de formación. Si se forma en el norte del ecuador el huracán girará hacia la derecha, las que se formen en el sur, girarán hacia la izquierda.

¿Por que giran en distintas direcciones?

Gracias a la rotación de la Tierra que induce la llamada fuerza de Coriolis, que desvía los vientos hacia la derecha en el hemisferio norte, y hacia la izquierda en el hemisferio sur.

Tipos de huracanes

Según la región los  habitantes llaman a este fenómeno de diferentes maneras. Por ejemplo en el Océano Índico y en el Mar de Japón lo llaman Tifón, en Filipinas “baguio” y en Australia “willy-willy“.

Científicamente, según la velocidad de sus vientos podemos clasificar a los ciclones tropicales con tres nombres:

  • Depresión tropical: cuando la velocidad máxima de los vientos esta por debajo o alcanza los 60 km/h.
  • Tormenta tropical: cuando la velocidad máxima del viento a nivel del mar sobrepasa los 60 km/h pero no supera los 120 km/h.
  • Huracán: los vientos superan los 120 km/h.

Estructura de un huracán

El tamaño medio de un huracán es de 480 km, eso sí, contra mayor superficie ocupe no significa que tenga más intensidad. Las partes más importantes de las que se componen los huracanes son:

  • Bandas nubosas: son bandas de nubes en espiral que provocan lluvias, pueden extenderse varios kilómetros del centro. Estas bandas están rodeadas por densas capas de cumulonimbos pueden medir 450 kilómtros de longitud.
  • Pared del ojo: es una densa pared de cumulonimbos que rodea el ojo, aquí se registran los vientos más fuertes del huracán e incluso se pueden originar tornados.
  • Ojo: esta zona suele estar calmada, se extiende desde el nivel del mar hasta los niveles altos de la atmósfera. En el ojo se destaca la ausencia de nubes debido a los movimientos descendentes (subsidencia). Para tomar datos sobre los ciclones tropicales, los “cazadores de huracanes” toman el riesgo de llegar hasta el ojo.
Imagen de un ciclón tropical, estructuras de un huracán
Imagen en la que se puede apreciar la estructura de un ciclón tropical

Principales causas de un huracán

Existen varias situaciones y factores que hacen más factible la aparición de ciclones tropicales:

  • Temperaturas cálidas oceánicas: al menos 26 ºC, a esta temperatura, el agua del océano se evapora lo suficientemente rápido para que se forme un huracán y se generen vientos y lluvias.
  • Un disturbio atmosférico preexistente                                                              
  • Humedad: el huracán utiliza la energía de evaporación como combustible, para ello, es necesario mucha humedad. Es por eso que los huracanes se forman en el mar.
  • Viento: se necesitan unos vientos débiles altos que no cambien mucho de dirección y velocidad, es decir, se necesitan vientos estables, sobre todo en los niveles altos de la atmósfera para que no se interrumpa el ciclo.
  • Giro: evidentemente se necesita de la rotación de la tierra para que este fenómeno empiece a girar, hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el hemisferio sur.

Fenómenos y efectos ligados a un huracán

Estos son los riesgos relacionados con ciclones tropicales:

  • Marejada: es un domo de agua  de una anchura de 80 – 160 kilómetros. Este domo combinado con la marea pueden originar la marea de tormenta, que puede incrementar el nivel del agua entorno a unos 5 metros. Esto puede causar inundaciones en zonas costeras. Este fenómeno esta relacionado con la intensidad de los ciclones y de la placa continental. Si la costa es demasiado plana los efectos de la marejada pueden ser devastadores.
  • Vientos fuertes: los fuertes vientos originados por los ciclones pueden ser destructores en las zonas donde el huracán afecte directamente. Si el huracán es de categoría 5, es decir, sus vientos superan la velocidad de 250 km/h, habría que desalojar la población de inmediato.
  • lluvias fuertes: un ciclón tropical normalmente genera entre 150 y 300 mm de lluvia o más, causando deslizamientos, derrumbes e inundaciones. Estas lluvias están relacionadas con huracanes que se mueven lentamente (menos de 16 km/h)
  • Tornados: este fenómeno puede ocurrir en cualquier parte de las bandas, pero usualmente se generan en el cuadrante derecho del ciclón y en un radio de 240 km a partir de la costa.
Destrozos por parte de un huracán
Consecuencias por vientos fuertes huracanados

Regiones frecuentes de huracanes

Estas catástrofes naturales aparecen en unas zonas determinadas del mundo con mayor frecuencia que en otras, los habitantes de estos lugares deben ser precavidos y saber que hacer en caso de huracán. ¿Donde hay más huracanes?

  • Norte de la cuenca del Atlántico: compuesta por el océano Atlántico, el golfo de México y el mar del Caribe. Un país muy afectado en esta zona es Costa Rica. Los huracanes más famosos de esta zona son el Katrina, Mitch o Gilbert.
  • Norte del océano Índico: es la zona donde se producen menos ciclones tropicales, pero sus efectos devastadores los han sufrido países como Bangladesh.                                                                                             
  • Noreste de la Cuenca del Pacífico: es  la región más densa y segunda más activa del planeta. México y Hawaii han comprobado los terribles efectos de estos fenómenos.
  • Noroeste de la Cuenca del Pacífico: es el lugar donde se forman más huracanes en el mundo, con un promedio de 26 tormentas tropicales y 15 tifones al año. Las Islas Filipinas son las afectadas en esta zona.
  • Suroeste del océano Índico: la actividad tropical en esta zona lo sufren países como Madagascar, Mozambique, Islas Mauricio y Kenia.
  • Suroeste de la Cuenca Indo-Australiana: los picos de actividad se dan entre enero y febrero.
  • Cuenca suroeste Australiana del Pacífico: la actividad aparece en octubre y termina en mayo.

Huracanes más devastadores de la historia

Atendiendo a los heridos, el Gran Huracán de 1870, también conocido huracán “San Calixto”, es el que más muertes ha ocasionado 22.000.

También cabe mencionar el huracán Sandy, ocurrió en 2012, que tiene el record de tener 1.520 km de diámetro. El más rápido avanzo a unos 110 km/h y fue el Gran Ciclón Tropical de Nueva Inglaterra (1938). El más duradero, duró con una fuerte tormenta 28 días y fue el de San Ciriaco (1899).

Sin duda el que más daño, económicamente hablando, produjo, fue el Huracán Katrina, en la Ciudad de Nueva Orleans se cuantificaron 108.000 millones de dólares en daños materiales y 1.800 personas muertas.

Huracán Catarina el 6 de marzo de 2004
Huracán Catarina el 6 de Marzo de 2004

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *